lunes, 19 de septiembre de 2011

Nada



Y me di cuenta que llevaba los bolsillos vacíos.
Y sentí que me sangraban los pies.
Y ya no pude mirar porque también se habían llevado mis ojos.
Y me sentí semi desnuda en medio de una nada de personas.
Y noté que lo único que no me habían robado era el corazón,
que seguía latiendo necio.
Y quise gritar, pero ya me habían extirpado las palabras.
Y supe que de todas formas nadie me hubiera escuchado.
Y si sentí pena, desde luego fue por ellos.

31 comentarios:

  1. Muy potente, Imilce.
    Un abrazo frondoso.

    ResponderEliminar
  2. El corazón resiste, hay que darle cuerda, y resiste más aún. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Más pena por los ciegos, sordos y mudos que se pasean inertes por las calles que tu y yo sabemos...
    Sí.

    Ten una buena semana Imilce.
    Besucos intercontinentales!

    ResponderEliminar
  4. Asi regreso yo a mi casa mas de una vez, con la salvedad de que no siento pena por ellos. Muy bueno Imilce, llega muy adentro.

    ResponderEliminar
  5. UFFFF No podía vivir sin palabras...
    Es cierto que a menudo quie mas daño hace mas acaba perjudicandose.

    Saludos bipolares ;)

    ResponderEliminar
  6. No saben lo que hacen, dijo alguno del pasado;

    Estremecedores versos sobre la usurpación esencial,

    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Suerte que no te quitaron el corazón. Te podrán quitar todo, o muchas cosas....pero mientras el corazón lata, aunque sea necio, se tiene todo!!
    Cuando deja de latir, todo se acaba.... como a ellos....

    Besos Imilce!!

    ResponderEliminar
  8. conservalo. y que no sea esto:

    http://www.goear.com/listen/ed803c1/dylaniana-eduardo-darnauchans

    abrazo!
    f

    ResponderEliminar
  9. Muchas veces nos podemos llegar a sorprender de lo qe somos capaces de seguir haciendo, aunque no consigamos tenernos en pie.

    Besos, niñaa.

    ResponderEliminar
  10. Podemos sentirnos casi muertos pero como la patata roja diga que quiere sentir…sentirás. Como diga que quiere oír…oirás. Como diga que quiere amar…amaras. No hay quien lo pare solo él es capaz de pararse si realmente quiere hacerlo. No te olvides que es el que manda… Un bessito

    ResponderEliminar
  11. Es díficil no sentirse así a veces...

    ResponderEliminar
  12. El corazón al final es el que lo soporta todo, pese a que te dejen sin nada, sigue latiendo aunque sea pesadamente. Me encantaaaaaaaaaaaa
    ¬¬ te secuestraré y escribirás sólo para mí muhahahahahaha

    ResponderEliminar
  13. OMG!!! Siempre escalofriante e impactante...Me encantó!! (like always, of course)

    ResponderEliminar
  14. Gracias a todos por pasar por esta zona bipolar... lo agradezco mucho.

    Abrazos varios

    ResponderEliminar
  15. Tantas veces me sentí así, pero nunca puede definirlo con esas palabras. Un gran relato Imilce :)

    ¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  16. Una pena muy bien transmitida. Llega muy adentro.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bien dicho niña. Si no lograron arrancarte el corazón no consiguieron arrancarte nada. El corazón que tantas veces duele, a pesar de todo sigue siendo el órgano más valioso quién puede vivir sin él?

    Saludos desde la diastole espontanea.

    ResponderEliminar
  18. Lo malo es cuando rebuscas en los bolsillos y están llenos de papeles de regalo, arrugados; cuando los pies no sangran porque se endurecieron hace ya tiempo de tanto caminar descalzo, sobre piedras; cuando tus miradas lo traspasan todo y no encuentran reposo en nada; lo malo es cuando no puedes arrancarte la ropa y te abrasas por dentro.
    Es verdad que aunque gritas no te escuchan... pero el corazón late al otro lado del muro y cada golpe de pico es como otro intento en la ruleta rusa.
    Vuelvo y me gusta ver que sigues aquí, pensativa y bipolar.

    Besos y bombones. Y una taza de té, porque siempre viene bien.

    ResponderEliminar
  19. Hay veces que una se siente sola en un grupo de gente.

    en mi blog tienes un regalo : http://gatitaoscura.blogspot.com/2011/09/amistad-en-el-mundo.html

    Lametones preciosisima

    ResponderEliminar
  20. cuantas veces nos sentimos semidesnudos y necios, cuantas veces nos disfrazamos por no saber cual es el mejor atuendo para vivir una vida sana...
    de nuevo te digo que me encanta leerte, por que a la vez te siento
    David Sórez

    ResponderEliminar
  21. Tu poética es muy sentida, son versos como saetas. Me quedo x aquí leyéndote.
    Salud!

    ResponderEliminar
  22. Oscuro pero impactante, completamente estremecedor y triste...me ha gustado el blog y su contenido. Tienes a una nueva seguidora. ESpero poder pasarme más por aqui cuando el tiempo me lo permita. besos

    ResponderEliminar
  23. se me olvido decirte que me encanta tu nuevo look. Un bessito

    ResponderEliminar
  24. Muy bueno !

    Estás desnuda, sagrando y sin nada, pero estás, eres real!

    :)

    ResponderEliminar
  25. Nada como la aniquilación positiva.

    Ya sabes, caeremos, pero caerán.

    Realmente reconfortante.

    ResponderEliminar

no siempre contesto, pero estoy.


hastadondelleguenmismanos@gmail.com