jueves, 18 de septiembre de 2014

Entrañas



Siento la voz de las entrañas.
Siento que nadie conoce mejor mi sangre, que mi sangre.
Siento que mi cuerpo me riega y me sacia. Preparándose.
Siento la caricia de mi corazón en mi pecho. Y se la agradezco a cada son.
Siento que el mundo se acaba y empieza con cada canción y cada pum pum de mi interior.
Siento mis caminos internos fluyendo como ríos, ríos carmesí que me bañan y me nutren.
En un suspiro oigo la muerte marchar: - Te dejo un tiempo.- me susurra.
Hoy la puerta suena y entra la vida. Es ella.
Siento la sangre cotizándome alto. Doblegándose para ti: -Te la regalo.
Tengo vida. Después de la oscuridad, tengo vida.
Es eso.
Me late el corazón.
Y me canta, y me baila. Y me susurra en cada golpe.
-Sigo aquí contigo. Sigo aquí.
Es la voz de ella. Ella que me devuelve la sonrisa.
Ella que se prepara para alegrarme todos los días de mi vida.
Abre los ojos Elena.
Estoy aquí. Soy tuya para siempre.

A mi hermana L. y a Elena que crece en su interior. 

jueves, 24 de julio de 2014

Casi casi se me olvida que existía el rojo, el verde, el magenta, el amarillo, el rosa, el negro, el dorado, el lila.......



Me sentía tan triste, destrozada al escuchar aquella canción... La sensación me abrazaba y me embarcaba hacía lo gris... 
No pueden entrarte moscas a casa a no ser que abras las ventanas... pero se abren las ventanas así como se escuchan canciones tristes cuando lo estás, porque las ventanas traen aire. Las ventanas limpian las casas de canciones que te empujan y te abrazan a la apatía. Te follan, te pisan y te repiten: - Ey estás jodido. Y realmente es cierto, lo estás. Pero no apagas la música.
Sin embargo es tan simple como no tomar cianuro si no quieres morir.
Como gritar si te apetece, gritar a la nada, al puto mundo, al puto mundo maravillo, gritar aunque ese que no te conoce te mire raro, porque joder, ¡estás gritando! y eso está feo, quedas mal. Pero importa una mierda, porque ese que te mira raro no te conoce, no eres nada para él, en 3, 2, 1 te olvidará. Así que grita, hazlo, da igual.
Salta, corre, correte y corroe. Yeeee

Ahora que lo pienso, es verdad, teníais razón, vosotros, los que me queréis y todo eso. Nada es tan malo. Lo que no te mata te fortalece. Nadie entra por la boca de nadie, ni al revés, y si te das cuenta, da igual, la frase es la misma. Incluso en arameo, chino o portugués.
Viva todo, joder.
Hoy he superado el estadomentalhormonalmensualdemierda y estoy contenta.

Por cierto, hoy grité.

Sí, estoy bien.

martes, 21 de enero de 2014

Un ala, dos alas.



No será imposible nacernos otra vez, habiendo nacido ya una. 
No será impensable querernos hasta morir, morir millones en cada galaxia infinita paridas en nuestras cabezas. 

Como una gelatina, atractiva, que nos mira recostada sobre un plato, en una mesa. Somos un postre que brilla porque existe hasta que alguien decida hincarle un diente, dos dientes, quizá ninguno. Estamos mientras nos dejen aire. 


Existo mientras tú quieras. Y eres mientras yo permita. Y a la vez, a la vez eres sumamente libre como tus pensamientos naturales, sobre cómo debería vivir un león en su selva, y no entre rejas. Sobre todo lo que yo reniego acerca de la carreras de galgos, ya sabes. Vivir como animales es la frustración de mi vida. Sin embargo me compenso respirandote. Y haciéndome una ave, dos aves. Tu ala y la mía. Dos alas.

Eres mío. Pero tú no eres mi dueño. No somos de nadie, tenlo clarito.


Sin embargo, no titubeo, 

soy tuya. 




martes, 1 de octubre de 2013

Virus soy tu Bacteria



En las noticias oíamos que el mundo empezaba a desvincularse de su membrana, que pronto caería. Su núcleo se dividía, siendo miles de núcleos que acababan en cero. Vulgarmente decían que se iba a la mierda. 

Es difícil creer en algo cuando todo lo que es reproducido más de una vez trasluce a mentira. Es difícil pensar que por mucho que todo vaya mal, la cosa llegue a desbaratarse hasta el final, como un castillo de naipes. Como un cuerpo infectado sin antídoto. 

A pesar de, oíamos la radio. El mundo supuraba destrucción por doquier. 
Pensábamos que mientras no fuese el nuestro, todo iría bien. 
Y todo iba bien, todo estaba en su sitio, nos decíamos.
Se oían explosiones a los lejos, se oían llantos, pero no eran de ninguno de los nuestros. "¿qué importaba que otros llorasen? nosotros estábamos bien".

Pero la Creación  seguía reventándose ahí fuera. Pero por suerte nuestro aire continuaba trayendo corrientes de paz, y con eso desvanecíamos los ruidos del extrarradio . Acuarela sobre acuarela, no era nuestro problema, nada podíamos hacer.

Una mañana soleada puede ser como la rara belleza que a veces tiene la muerte. Como los cantos de las pseudo-náyades.  Era un buen día para pasear, al fin y al cabo nosotros estábamos como siempre, no teníamos nada para ellos. 
Sin embargo y extrañamente ese día las sirenas sonaron más cercanas que nunca. 

Cuando quisimos componer el mundo de afuera, el nuestro ya estaba roto, y no tuvimos más remedio que afirmar aquello de que todos los mundos son uno. Todas las manos. Todas las mentes. Todos los problemas son el mismo cuando nada queda.

martes, 30 de julio de 2013

Era invierno

Imagen: Imilce

Como cada día de su vida, pensaba que todas las mañanas eran abortos del día anterior, días perdidos. Todos los despertares eran pseudo-suicidios. Todos los días eran edificios a medio construir. Contaba las horas por tener algo que hacer. Algo en que pensar, quizá si el tiempo pasara rápido, la pena correría con él. Pero la tristeza no corre, nunca ha tenido prisa. 

Tomaba té, aunque el líquido fuera tan insulso como la mayoría de las personas. Lo hacía por tomar algo, por el calentor de su cuerpo, hay veces que siempre se vive en invierno, y que los 40º de fuera, no son relevantes.
Comía entre ratos. Fumaba porque le gustaba ver el humo del tren saliendo de su boca. Le gustaba jugar y entretener sus horas arreglando los mundos de sus alrededor. Mundos ficticios. O vivos a punto de morir.
La compañía era constante lo que hacía que la soledad fuese ruidosa. Quizá de las contradicciones más brutales. Males del siglo XXI.

Pero hay veces que entre las multitudes, entre las mareas de carne. Entre todos los vosotros, todos los ellos, aparece un tú. Un él. Un ella. Hay veces que la aguja es el pajar y no al revés. Que no caminan los pies, es el suelo el que se mueve... Que las venas empujan la sangre.

Decía que el tiempo pasaría porque tenía que hacerlo. Decía que era imposible que fuese de otra manera. Decía que la felicidad era un engaño de los bancos.
Decía que el cielo siempre sería gris.
Decía por decir. Como dice la mayoría. Estamos por estar. Pensaba. 


Un día el cielo amaneció azul. Azul y no gris.


- El mundo soy yo.

domingo, 2 de junio de 2013

Waiting around to die


Nacer es el principio del final. La vida es tan maravillosa que destroza con el brillo de su belleza, cegadora, tanto que me hace transparente, inexistente. Superficie para el polvo.

La vida se abre paso rajando en canal, pisando a todo el que quiera ponerse en su camino. La vida está aquí, sentada a mi lado, mirándome mientras sueño durante días, haciéndome humo.

viernes, 10 de mayo de 2013

¿Por dónde?




No existen los espíritus ni los fantasmas. Tampoco los hobbits ni las ratas mutantes. No existen los lagos de lava que no quema. Ni las arañas parlanchinas que viven en los sombreros. No existen los gigantes sin corazón. No existen las historias de Edgar Allan Poe.
No existe la magia.
No existen los personajes que se crean cuando se quiere ser ellos y no tú. No existen los zapatos de cristal. Ni las hadas gordas, ni las delgadas. No existen los carámbanos de hielo que paralizan el corazón. 
No existen los besos que devuelven la vida. Ni las manzanas asesinas. Ni los melocotones gigantes. Tampoco existe La Comarca ni en general la Tierra Media. 
No hay caminos con hierbas azules, violetas o amarillas. No hay pájaros que duerman con sus cantos a los perversos. No hay máquinas del tiempo para volver atrás. Ni monopatines voladores. Tampoco los árboles tienen puertas secretas. Ni existen las casas de golosinas. 

Pero en su lugar tenemos la sensatez y la ciencia. Existen las leyes y el llorar a las personas muertas. Tenemos el trabajo y la responsabilidad. Existe la televisión, la política y la realidad.

...

Existen los espíritus y los fantasmas. Existen los hobbits y las ratas mutantes. Existen los lagos de lava que no quema. También las arañas parlanchinas que viven en los sombreros. Existen los gigantes sin corazón. Existen las historias de Edgar Allan Poe. 
Existe la magia...