martes, 21 de enero de 2014

Un ala, dos alas.



No será imposible nacernos otra vez, habiendo nacido ya una. 
No será impensable querernos hasta morir, morir millones en cada galaxia infinita paridas en nuestras cabezas. 

Como una gelatina, atractiva, que nos mira recostada sobre un plato, en una mesa. Somos un postre que brilla porque existe hasta que alguien decida hincarle un diente, dos dientes, quizá ninguno. Estamos mientras nos dejen aire. 


Existo mientras tú quieras. Y eres mientras yo permita. Y a la vez, a la vez eres sumamente libre como tus pensamientos naturales, sobre cómo debería vivir un león en su selva, y no entre rejas. Sobre todo lo que yo reniego acerca de la carreras de galgos, ya sabes. Vivir como animales es la frustración de mi vida. Sin embargo me compenso respirandote. Y haciéndome un ave, dos aves. Tu ala y la mía. Dos alas.

Eres mío. Pero tú no eres mi dueño. No somos de nadie, tenlo clarito.


Sin embargo, no titubeo, 

soy tuya. 




11 comentarios:

  1. Entrega mi ser para que pueda ser tú, en cuerpo y alma, en raíz y flor, en un te quiero inconsolable que te ama sin ser yo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. It's very simple to find out any topic on web as compared to books, as I found this article at this web site.



    Here is my web-site aliexpress brazilian body wave hair review

    ResponderEliminar
  3. No titubear... Hincar el diente... Mientras yo permita...

    Siempre sorpendente... Siempre arriesgado

    Besos alados

    ResponderEliminar
  4. La bendita paradoja de vivir y amar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Existo mientras tú quieras. Yeres mientras yo permita- una frase magnífica.
    "Y haciéndome un ave, dos aves. Tu ala y la mía. Dos alas." La unión de dos personas en una. Me gusta.
    Y ese "tenlo clarito" está genial. (no te olvides, aunque soy tuya...)
    un beso Imilce.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta...
    me quedo por aquí un rato...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Se echa de menos ese cerebro tuyo con sus comas y sus puntos.

    Espero que pronto tengas a bien brindarnos otro de tus chupitos de letras que aún releidos sigue teniendo dulce nectar escondido entre los rincones.

    No hay dos, ni uno. Se vive solamente ya sea animal, planta o ave siempre se miran a un espejo intentando reconocerse una y otra vez como quien se cae y se levanta. Puede que una o puede que varias, quizas ninguna... lo bueno es ser testigo y presenciar joyas como este texto.

    Espero verte pronto. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamo, vamos que me voy a morir esperandote :p

      Eliminar
  8. que buenisima...somos dos alas pero siendo tuya no eres mi dueño...me encanta...te espero en mi blog...un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hacía tiempo que no me pasaba,
    bellisimo, me encantó
    y sin titubear lo digo
    Un abrazo

    ResponderEliminar

no siempre contesto, pero estoy.


hastadondelleguenmismanos@gmail.com