martes, 1 de octubre de 2013

Virus soy tu Bacteria



En las noticias oíamos que el mundo empezaba a desvincularse de su membrana, que pronto caería. Su núcleo se dividía, siendo miles de núcleos que acababan en cero. Vulgarmente decían que se iba a la mierda. 

Es difícil creer en algo cuando todo lo que es reproducido más de una vez trasluce a mentira. Es difícil pensar que por mucho que todo vaya mal, la cosa llegue a desbaratarse hasta el final, como un castillo de naipes. Como un cuerpo infectado sin antídoto. 

A pesar de, oíamos la radio. El mundo supuraba destrucción por doquier. 
Pensábamos que mientras no fuese el nuestro, todo iría bien. 
Y todo iba bien, todo estaba en su sitio, nos decíamos.
Se oían explosiones a los lejos, se oían llantos, pero no eran de ninguno de los nuestros. "¿qué importaba que otros llorasen? nosotros estábamos bien".

Pero la Creación  seguía reventándose ahí fuera. Pero por suerte nuestro aire continuaba trayendo corrientes de paz, y con eso desvanecíamos los ruidos del extrarradio . Acuarela sobre acuarela, no era nuestro problema, nada podíamos hacer.

Una mañana soleada puede ser como la rara belleza que a veces tiene la muerte. Como los cantos de las pseudo-náyades.  Era un buen día para pasear, al fin y al cabo nosotros estábamos como siempre, no teníamos nada para ellos. 
Sin embargo y extrañamente ese día las sirenas sonaron más cercanas que nunca. 

Cuando quisimos componer el mundo de afuera, el nuestro ya estaba roto, y no tuvimos más remedio que afirmar aquello de que todos los mundos son uno. Todas las manos. Todas las mentes. Todos los problemas son el mismo cuando nada queda.

12 comentarios:

  1. En el primer mundo nos creemos que las desgracias solo son algo que sale en la tele, una imagen lejana que por estar dentro de la pantalla, tiene mas de pelicula de ficción que de realidad.. Tambien es verdad que la tele miente cuando conviene a algun titiritero de esos que manejan la influencia... Pero bueno, ahi estan los Sarajevos emboscados, para saltarnos encima cuando no lo esperamos y demostrarnos que somos carne fragil... mentecatos insignificantes en esta inmensa obra universal que no acabamos de comprender, ni queremos hacerlo...
    Menos mal que de vez en cuando me asomo por aqui... Besos...

    ResponderEliminar
  2. Espero que después de la explosión tengamos un techito donde resguardarnos... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Las sirenas deberan silenciarse
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Me encanta encontrar de nuevo tus palabras.
    Me gustaría que desprendieran un pelín más de optimismo, pero igualmente es un placer leerte.
    Esté cómo esté el mundo de afuera, deseo que el de dentro te resulte cómodo.
    Besos, Imilce.

    ResponderEliminar
  5. Que impresionante es volver aquí tras una necesitada ausencia y encontrarme con una entrada tan conojuda...
    te espero en mi blog amiga, espero que te guste el regreso...

    un besazo

    ResponderEliminar
  6. I am no longer positive where you're getting your info, however great topic.

    I must spend a while studying more or understanding more.
    Thank you for magnificent information I used to be looking for this info for my mission.


    Also visit my web site - Tips and Tricks in Caring for Kitchen Supplies

    ResponderEliminar
  7. Son uno y paralelos y simétricos y decadentes. Y hasta eso es bonito.

    ResponderEliminar
  8. No hemos cambiado en cien mil años... ¿acaso sorprende?

    Besos sin virus y con bacterias

    ResponderEliminar
  9. Como siempre tus palabras dicen mucho de como eres :)

    Te deseamos lo mejor para el año que viene, que pases unas fiestas estupendas, cuidado con el turron XDDD

    en mi blog tienes un regalito para ti, con todo nuestro cariño de las oscuras :)

    Lametones y aullidos navideños

    ResponderEliminar

no siempre contesto, pero estoy.


hastadondelleguenmismanos@gmail.com