domingo, 29 de enero de 2012

No te miento


Hace sol. Y viento. Combinación extraña. Mezcla exquisita.
Caen gotas de lluvia marrón, nuclear, sirimiri dulce, imperceptible.  
Hace un buen día para agotar las horas. Caer rendido después al oscuro. 
Jazmín sin flor. Invierno extraño. 
Somos partos tardíos. 
Destiempo e intenciones.
Las partículas de gripe se esconden bajo las camas. 
Los cobistas duermen cuando brilla la mañana.
Corre el aire por los callejones que ayer no tenían salida. 
Nubes de arrecifes manchan de blanco puro las retículas.
Si quieres odiarme, que sea en la calle.
No esperaré a nadie.
Caeremos, pero no será hasta la tarde.



Hay mucha luz, en serio, no te miento. Sal y míralo. 





27 comentarios:

  1. Es un bonito mensaje para un domingo por la mañana.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad va dedicado a ti.

      :)

      Eliminar
    2. Siii?? :D
      Gracias niña, eres preciosa :)

      Eliminar
  2. Sí que lo veo, sí. A mí también me gusta la combinación.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado eso de los cobistas y de los partos tardíos. Intentaré no pisar la sangre de la calle de la última bronca de anoche mientras admiro tu cielo.
    Besos de sirimiri.

    ResponderEliminar
  4. Parece un magnífico día.
    A pesar de todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ha sido una luz extraña (aquí por lo menos) Odio el viento. Siempre pienso que no trae nada bueno, y hoy, a las 8 h. ya dejó soplo su desastre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No odies al viento, no siempre trae malo. Solo el huracanado es el que arrebata.
      Hay viento suave que acompaña en el día, que lo hace más bello, hace que el sol no queme, tan solo te caliente un poquito, ni mucho ni poco.
      Que hace moverse las hojas que quedan y las nubes con sus caprichosas formas permitiendote disfrutar de un caballo alado, un corazón o hasta un elefante ... mientras mece tu cabello .... y durante unos instantes olvidas los problemas que unos semejantes te trajeron días atrás, dejándo volar tu imaginación

      Eliminar
    2. Digamos pues que no lo odio, pero es el fenómeno atmosférico que menos me gusta sobre todo si es de Poniente.

      Eliminar
  6. que decir ... me gusta este día :) extraño pero como lo somos todos que lo vivimos ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo demasiada luz durante toda la semana, y para un murciélago no resulta muy saludable, por eso los fines de semana me refugio en mi cueva, no necesito ojos para recorrerla, solo mis manos y mis oídos. Hace mucho tiempo que ya no veo elefantes en las nubes y el sol me prepara futuras cataratas en los cristalinos. Los días nublados, en los que el sol se avergüenza de mirar a los hombres y escondido llora por nosotros una lluvia que lava la mierda, tampoco me consuelan. Aquella lluvia amada, que antaño me refrescaba las ideas, ahora me empapa los huesos y el animo hasta la médula. Sin embargo, aun hay algún día, en el que mi batalla interna la pierde la tristeza, y mi alma es capaz de mirar hacia arriba y apreciar tanta belleza. Un beso Imilce, guárdalo en un cajón lejos de los rayos del sol, y sacalo solo por las noches, el sabrá donde ponerse.

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto; acabo de escribir que el sol aún vive ahí afuera. Y hay mucha luz -la nuestra- esperando caer detrás de las nubes,

    qué feliz debe estar Ina; hermoso texto le han dedicado.

    Un fuerte abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  9. Luz y sol ! Podemos sentirlos ! Señal que estamos vivos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy bien postergar para la tarde. Muy buenoabrazo

    ResponderEliminar
  11. Me gustan los días raros, como yo.
    Besos y susurros suaves

    ResponderEliminar
  12. Leyendote no preciso salir, ni asomarme a la ventana.

    No mientas... y si lo haces, hazlo tan bien que no nos demos cuenta.

    Siempre Bipolar.

    Saludos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  13. Hoy no te acompaño porque no puedo salir....
    D--E--T--E--S--T--O EL P*** SOL!!!!!! Y LA LUZ ¬¬
    GRRRRRR!!!!

    Pero sí te abrazo y te apachurro porque es algo que disfruto, y mucho :)))))))))))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
  14. Acá entro y hay un montón de luz, no te miento, loe estoy viendo, y sintiendo.

    ResponderEliminar
  15. Buena combinación la del sol y viento. Sol que calienta pero no puede abrasar porque le viento se encarga de hacer que nuestro cuerpo no se altere tanto. no es tiempo para odiar si no para creer cada dia as en uno mismo. Un bessito flor

    ResponderEliminar
  16. Cuanta alegría :) Parece que llega la primavera, laralalalala :D
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. es cierto hay mucha luz, aunque la gente no sea capaz de verla y sientan todo de gris...

    ResponderEliminar
  18. Es muy bonito lo que has puesto.

    A mi en los días de verano, cuando llueve, me encanta salir y mojarme ;P

    que tengas un buen finde

    Lametonesssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  19. Que bien poder volver a deleitarme en tus letras...
    Lo has dicho tan bien, que sinceramente yo te creo a pies juntillas...
    Estoy convencida que no mientes, así que no me asomaré a la ventana para comprovarlo.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  20. Cuando hay mucha luz, solo puedo temer lo peor. Solo la luz que sale de nosotros mismos, es lo que asegura un nuevo día. El sol nos engaña, el viento nos previene, las nubes intentan demostrar que puede ser pasajero. Pero saldremos a la calle, porque nunca nos creemos nada que no podamos ver con nuestros propios ojos. Y tenemos hasta la tarde para convencernos.
    Tus palabras son siempre ajustadas para quien las lee y por eso encontramos todos los sentidos a lo que significan, solo que cada uno antepone el que más le interesa. Eres como el disco que se raya justo en la palabra precisa. Haces bien esto de darnos una realidad particular a cada uno, si.


    Un beso.
    PD: Creo que por fin puedo responder donde debe ser, creo.

    ResponderEliminar

no siempre contesto, pero estoy.


hastadondelleguenmismanos@gmail.com