viernes, 3 de agosto de 2012

Sal-ta



imagen: Imilce


Tiembla lo que piso. Vibran las rocas, la tierra. Los caracolitos, los coños, los erizos. Las ideas, los mentirosos, los cretinos. Lo sucio. Los escrotos. Tiembla lo vivo y lo vivido.
O quizá tiemblo yo, y no todo eso.
Pero da igual, porque voy a saltar, y pasarán los segundos, los minutos, los vestidos, los años, los desamores, los hijosdelagranputa, la verdura, los meses, lo corrompido. El calor y los orgasmos. Mi dulzura. Pasarán las manos que nos tocaron. Pasará el tiempo sombrío. La primavera sin lluvia. Diciembres lejanos. Los carteles, las sonrisas, las naranjas. Pasarán los arrepentimientos. Las piernas andando, la noche, el día, tu pena, la mía, la propina. Pasarán los coches y las mentes. Pasará el dinero. Y los sueños que nacieron de la nada. Pero mientras todo pase, estaré saltando. Volando hacia abajo sin necesidad de alas.  



Después del salto, nos vemos.

22 comentarios:

  1. Vuelve!!!
    Que leerte es un premio.
    Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ese salto libera.
    Cuando llegas al fondo es tal el subidón que todo aquello se quedó arriba y se desintegró.

    Pásalo bien y que les jodan, dices grandes verdades.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Espera! que salto contigo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ni se te ocurra saltar!
    No se vuela hacia abajo, solo se cae.
    Aprende a volar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja disfruta de la ingravidez de los kamikazes felices :D... Nos vemos despues del salto, seguro jejeje, bicho malo nunca muere, tambien casa con tus vestidos.

    ResponderEliminar
  6. Yo no he saltado y sin embargo tengo la sensación de que todo irremediablemente ha pasado.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, salta. Salta con cuidado de no tropezarte con las rocas. Salta y rodéate de agua, de sensación, de frescura y de vacío. Y sigue pensando en los coños, en las naranjas, en las noches y en los días. Con la frescura lo verás distinto. Nadarás hasta la orilla, te secarás y te notarás más limpia. Si hay oleaje, lucha contra él.

    Merecerá la pena.

    Me ha gustado MUCHO el texto. Te mando un besazo.

    ResponderEliminar
  8. No hay nada como la sensación de volar, aunque sea hacia abajo.

    nos vemos tras el salto!
    Beso!

    ResponderEliminar
  9. Yo no saltaría, conociéndome, pero me quedaría con las ganas al ver que tú sí lo harías.

    ResponderEliminar
  10. Salta, tu que tienes arrestos... Salta, o si no pasaras el resto de tu vida arrepintiéndote de no haberlo hecho...
    Pd: Me he quedado sin portátil y estoy navegando con un ordenata prehistórico.
    Este calor de mierda se esta cargando todo lo electrónico.

    NOS VEMOS CUANDO TE CANSES DE SALTAR

    ResponderEliminar
  11. Y pasarán los acordes junto a tus manos. Sin duda pasarán miles de cosas sin ser a penas conscientes de ello, y ello engloba todo lo bueno y lo malo que pueda llegar a ser esta realidad.

    Como siempre un placer leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Si el salto libera adelante, pero que me lo aseguren.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
  13. La imagen es preciosa... y el salto, el salto es para mi ese instante en el que nada importa. Momentos que nos liberan a pesar de rozar muy cerquita el otro lado.

    Genial

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  14. Vivir debería ser saltar al vacío cada día. Bueno, vivir de verdad. Luego resulta que el único salto que damos es del portal a la calle.
    Gran texto, por cierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Salta sin mirar abajo.
    Que en esos vuelos sin alas es donde todo cobra sentido.
    Una preciosa entrada.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  16. Yo tengo un trastorno bipolar, y a pesar de mis saltos al vacío, y contra mi voluntad, sigo, aquí, vivo.

    http://elblogdemisfantasmas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Me encanta, sencillamente. Tu salto me ha recordado unos versos de Machado que tenía, de pequeña, en un póster: "Qué fácil es volar, qué fácil es. Todo consiste en no dejar que el suelo se acerque a nuestros pies".
    Mil besazos.

    ResponderEliminar
  18. Temblar es normal, saltar también, lo difícil es dejar que lo hagamos de forma natural y eso lo bordamos por desgracia ¿verdad?. Cambiar el curso de las cosas, es lo mejor para seguir adelante con nueva perspectiva. Saltaré contigo, a mi me cuesta no bordar el control.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. A salta entonces y luego nadar con fuerzas.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar

no siempre contesto, pero estoy.


hastadondelleguenmismanos@gmail.com